lunes, 12 de abril de 2010

Los ayuntamientos en plena crísis quieren saquear a sus ciudadanos.


Esta país cada día pierde más el sentido común, la locura se está apoderando de la clase política que está viendo comprometido su futuro por sus malas gestiones. Para paliar tantos errores, los alcaldes han encontrado la formula mágica, "Robar a sus ciudadanos", realmente esto no es algo nuevo, estamos acostumbrados a ver como estos señores se gastan nuestro dinero, ese que tanto nos cuenta ganar en sus "sueños de grandeza", pero el caso que nos ocupa es el recrudecimiento de la ofensiva contra el ciudadano de a pie.

Para ello, los alcaldes han ideado un ataque brutal a los bolsillos malheridos de los españolitos, lanzarán una oleada de medidas claramente delictivas para llenar las arcas de los ayuntamientos, que posteriormente vaciarán a favor de sus intereses.

Algunos ejemplos de estas "armas de destrucción masiva" sacados directamente de la noticia en Libertad Digital son:

La lista es interminable. Las sanciones se producirán si usted decide poner macetas en sus ventanas, si tiende la ropa en su balcón a la vista de la Policía, si lava su coche en la calle, si escupe sobre la vía pública, si tira un papel fuera de la papelera, si riega las plantas fuera del horario establecido por el consistorio en el que viva, o si llama a su hijo para que suba a comer... en definitiva, actitudes que antes se solucionaban con amonestaciones verbales ahora son delitos.

Sin duda, dentro de poco tendremos que pagar por respirar, si no es a la SGAE será a los ayuntamientos, pero todos, con la ley en la mano, están legitimados, gracias al PSOE y a ZP a ROBARNOS descaradamente.


Puedes ver el documento original AQUÍ.

4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Están hasta el cuello, endeudados para decenios y en vez de recortar gasto público, de aplicar medidas de austeridad, optan por esquilmar y atracar al ciudadano, de exprimirlo hasta la última gota.
La casta es así.

Caballero ZP dijo...

En este país no cabe un desgraciado más, y en vez de arrimar el hombro para ayudar en esta crisis, el fin de los “elegidos” por el pueblo es terminar de hundirnos.
Saludos

Marcos Castilla dijo...

Sin contar con la marabunta de funcionarios y cargos de libre disposición. Todos ellos a "mamar" de las ubres públicas, y nosostros sufridos contribuyentes a pagarles el cuento. ¿Hasta cuanto aguantaremos?. La paciencia de los españoles parece no tener fin.
Saludos desde tierras riojanas.

Juan dijo...

Impuestos, deuda, leyes contra los ciudadanos honrados y todo por la pasta...¡el sistema funciona!
Saludos...de nuevo