domingo, 7 de diciembre de 2008

Democracia ¿para quien?

Se conmemoran 30 años del nacimiento de la constitución española, esa que ha conseguido que este país permanezca unido durante tantos años y que el Gobierno ignora sistematicamente. Ante esta celebración los impresentables de ERC no tienen otra cosa que hacer que insultarnos a todos los españoles quemando ejemplares de la misma y montando una pantomima teatral con ataudes incluidos.

Cierto es que el comportamiento de ERC no es mas que la exaltación del odio y el egoísmo propio del nacionalismo, propio de aquellas personas que no tienen otro fin en sus vidas que la destrucción de todo aquello que no entre dentro de sus doctrinas.

El nacionalismo a estas alturas es, ha sido y será la degradación de la sociedad, solo cuando un sistema democrático se degrada tanto aparecen este tipo de pensamientos, en los que no se defiende nada que no sea el ODIO al resto, este nacionalismo que vivimos no defiende ningún valor, no defiende la identidad de ningún territorio, tan solo se basa en la eliminación del libre pensador, en la destrucción de la democracia, en la imposición de doctrinas y como no en el ataque a todos los que no piensen como ellos.

Lo que estamos viviendo no es una democracia, estos señores no pueden aprovecharse del resto de Españoles impunemente, no pueden robarnos a diario y encima insultarnos a todos, alguien debería garantizar a los españoles que las leyes y la constitución se cumplan, por desgracia el PSOE jamas garantizará nada al pueblo español, solo podemos sacar en claro una cosa, seguirán engañando y cediendo al chantaje nacionalista mientras puedan conservar sus puestos, el egoísmo del gobierno no tiene limites y nos están vendiendo rápidamente, tan solo, para conservar unos años mas sus fabulosos sueldos.

El PSOE ha convertido a este país en un estercolero democrático donde los valores no existen, donde la única realidad es el engaño y la manipulación,y donde el que roba y mata es premiado mientras que la víctima es penada. Los votantes socialistas deben estar orgullosos, son los culpables de una situación vergonzosa, y digo bien, todos los votantes socialistas puesto que antes de estas ultimas elecciones ya sabían todos a lo que votaban.

Sin duda, cada día que pasa es mas decepcionante y cada vez mas triste vivir en este país, la derecha no hace nada, se calla ante el maltrato sistematico de una izquierda ruin y un nacionalismo estúpido, nadie mueve un dedo por defender un mínimo de respeto y sentido común, los únicos que se mueven son los de siempre, los del odio, el egoísmo, la manipulación, la mentira y la destrucción; valores fundamentales en su sociedad.


4 comentarios:

Mike dijo...

Y no parece que vaya a cambiar nada... Hay muchos políticos y afines que viven de esto.

Republica Rojigualda dijo...

Tienes mucha razón, lo que hay en España no se puede llamar democracia. Una constitución que permite que los políticos pisoteen los derechos más básicos no puede ser democrática.

Te invito a visitar 30 años de Partitocracia, un blog que pretende informar sobre los defectos estructurales del régimen del 78.

Un saludo.

sempietnos dijo...

Los nacionalismos separatistas en una metástasis brutal, han dinamitado el espíritu de concordia de la Transición de mano de una izquierda cómplice y una derecha timorata.
A estas alturas, todavía andan a vueltas con el modelo de Estado, en su afán de una transformación federal, que no es si no el encubrimiento semántico de los reinos de taifas.
Por cuestionar, se cuestiona hasta nuestro propio "ser" como nación.
Tardá sabe que no pasa nada, y que un diputado puede amenazar de muerte al Rey en la más absoluta impunidad, por que tal gesto es un muestra de "progresismo" en esta sociedad española absolutamente pacata y disminuida en sus valores.
Que individuos de este pelaje sean diputados, es señal de la degeneración de una clase política infame.
Que además, forme parte del gobierno de una comunidad autónoma, de la mano de los socialistas, significa que el "conceto" de partido nacional que vela por los intereses de todos los españoles, es algo que sobra de las siglas del PSO...(E).
Y lo más triste, es que este llamamiento a matar al Jefe del Estado, simboliza muchas más cosas.
Simboliza matar la convivencia, la unidad nacional, el concepto de nación, la idea de España.
Estos son los pirómanos.
El dia que se encienda la hoguera, será demasiado tarde.

ZapatoVelozz dijo...

Una izquierda podrida, sin valores. Una casta nacionalista que solo ansía dinamitar la Nación española para repartirse los trozos....Y una oposición cobarde, apática y acomodada.

Todo eso forma un coctel explosivo que...pues eso, solo puede acabar mal.

Saludos